Loading

 Impuesto sobre la Renta

Concepto territorial de la imposición

Es objeto del impuesto sobre la renta única y exclusivamente la renta producida en el territorio panameño, independientemente de la nacionalidad, domicilio o residencia del beneficiario; el lugar de celebración de los contratos; el lugar desde donde se pague o se perciba la renta y de quién sea el pagador de la misma. 

Fuente de Renta

Sólo el ingreso de fuente panameña, es decir, el ingreso producido en, derivado de, u obtenido en Panamá, está sujeto a impuesto. No obstante lo anterior, existen ciertos supuestos de actividades o gestiones realizadas en o desde Panamá, que no deben ser consideradas de fuente panameña, como serían: 

  • La refacturación de mercancías, 
  • dirección de transacciones que se surten o perfeccionan en el exterior, 
  • prestación de servicios fuera de la República, 
  • la distribución de utilidades o cuotas de participación de empresas que no requieran Aviso de Operación o no generen ingresos gravables en Panamá, incluyendo las personas jurídicas dedicadas a las actividades antes mencionadas, 
  • los intereses, comisiones financieras y otros rubros similares obtenidos por personas naturales o jurídicas, independientemente de su lugar de domicilio o constitución, realizados con prestatarios domiciliados fuera del país, 
  • los fideicomisos sobre bienes situados en el extranjero depositados por personas naturales o jurídicas cuya renta no sea de fuente panameña, etc. 

Sistemas de Tributación (General y Especiales)

Adicionalmente a los regímenes de exoneración e incentivos previamente mencionados, encontramos que nuestra legislación tributaria estructura diversos mecanismos de determinación, liquidación y pago del Impuesto sobre la Renta, que podríamos considerar como de general aplicación, pero que dependen en gran medida del tipo de actividad que desarrolla cada contribuyente.

Régimen General

  • La legislación nacional establece una tarifa general para el impuesto sobre la renta de las personas jurídicas, que corresponde al 27.5% para el periodo fiscal 2010 y al 25% para el periodo fiscal 2011 y siguientes, de la renta neta gravable obtenida, esto es, luego de deducir todos y cada uno de los gastos y costos que han incidido directamente en la producción de la renta o en la conservación de su fuente. Cabe mencionar que el artículo 9 de la Ley No. 8 de 2010 (Reforma Tributaria) estableció que las empresas dedicadas  a las actividades de generación y distribución de energía eléctrica; servicios de telecomunicaciones; seguros y reaseguros; financieras reguladas por la Ley No. 42 de 2001; fabricación de cemento; la operación y administración de juegos de suerte y azar; minería en general; negocio de banca; y las subsidiarias o afiliadas de alguna empresa que preste los servicios que se dediquen a las actividades antes mencionadas, pagarán el impuesto sobre la renta a las siguientes tarifas:

Periodos Fiscales

Tarifa

A partir del 1 de enero de 2010

30%

A partir del 1 de enero de 2012

27.5%

A partir del 1 de enero de 2014

25%

  • Para las personas naturales, la Ley No. 8 de 2010 (Reforma Tributaria) exoneró de este impuesto la renta bruta de las personas naturales cuando su única fuente de ingreso sean las rentas del trabajo en relación de dependencia cuyo promedio anual no supere los US$11,000.00. 
  • Las personas naturales cuyas rentas brutas anuales sean mayores a US$11,000.00, deberán pagar el impuesto sobre la renta de acuerdo a la tarifa progresiva establecida en el Artículo 700 del Código Fiscal. 
  • Las personas naturales tienen derecho a que se les apliquen las deducciones por gastos médicos, los intereses por préstamos hipotecarios para viviendas y los intereses pagados en concepto de préstamos para la educación. 
  • En gran medida, las obligaciones tributarias a cargo de las personas naturales o físicas se cumplen por medio de un sistema de retención del impuesto por parte de los empleadores, quienes a su vez tienen la obligación de remitir las sumas retenidas a la Dirección General de Ingresos. 

Regímenes Especiales

  • También contamos con un régimen impositivo especial que beneficia a las empresas establecidas en las Zonas Libres existentes en la República de Panamá, mismas que pagarán el impuesto a la tarifa general establecida en el artículo 699 del Código Fiscal sobre los ingresos obtenidos en operaciones interiores (ventas a lo interno de la República de Panamá) y no pagarán impuesto sobre los ingresos obtenidos en operaciones exteriores.

Por otra parte, estas empresas quedan obligadas al pago del  uno por ciento (1%) anual sobre el capital de la empresa, con un mínimo de cien balboas (B/.100.00) y un máximo de cincuenta mil balboas (B/. 50,000.00).

  • La distribución de dividendos o cuotas en participación, está sujeta a un sistema especial de retenciones, sobre el impuesto a pagar.  Las personas jurídicas que requieran Aviso de Operación para realizar operaciones comerciales e industriales dentro del territorio nacional, conforme lo dispuesto en la Ley  5 de 2007; o que requieran clave de operación para operar en la Zona Libre de Colón; o que operen en una Zona Libre de Petróleo bajo el Decreto de Gabinete 36 de 2003; o en cualesquiera otras zonas francas o especiales, o que generen ingresos gravables en la República de Panamá, están obligadas a retener el Impuesto de Dividendo o cuota de participación del diez por ciento (10%) de las utilidades que distribuyan a sus accionistas o socios cuando estas sean de fuente panameña y del cinco por ciento (5%) cuando se trate de la distribución de utilidades provenientes de renta exenta del Impuesto sobre la Renta prevista en los literales f y l del artículo 708 del Código Fiscal, así como de rentas provenientes de fuente extranjera y/o de exportación.
  • Las empresas productoras y distribuidoras extranjeras de películas, programas y demás producciones para radio y televisión transmitidas en el país por cualquier medio, pagará el impuesto a una tarifa especial del 6%, que será aplicada sobre la totalidad de los importes pagados o acreditados en favor de las mismas, por cualquier persona que en el territorio nacional se dedique a la explotación de dichas producciones. 
  • Las sucursales domiciliadas en Panamá de personas jurídicas extranjeras pagarán en impuesto de dividendos mediante retención definitiva del 10% o 20%, según que la sociedad madre tenga acciones nominativas o al portador. La retención se hará sobre el 100% de la renta gravable neta obtenida en la sucursal panameña, menos los impuestos pagados por esa misma renta en el país. 
  • Las agrupaciones artísticas o musicales, cantantes, concertistas, profesionales del deporte y demás profesionales en general que vengan al país y reciban ingresos, pagarán el impuesto a una tasa del 15% sobre la totalidad de lo acreditado o pagado por los servicios profesionales que presten se le aplicará . 
  • En los casos de pagos o acreditamientos en concepto de intereses, comisiones y otros cargos por razón de préstamos o financiamientos, se pagará el Impuesto sobre la Renta correspondiente a las tarifas aplicables del artículo 699 ó 700 del Código Fiscal que será aplicada sobre al 50% de lo pagado o acreditado al acreedor extranjero, directa o indirectamente. 
  • Para los efectos del impuesto sobre la renta, del impuesto sobre dividendos y del impuesto complementario, no se considerarán gravables las ganancias, ni deducibles las pérdidas, dimanantes de la enajenación de valores registrados en la Comisión Nacional de Valores. De igual forma, los intereses que se paguen o acrediten sobre valores de obligación registrados en la Comisión Nacional de Valores causarán un impuesto sobre la renta del 5%, que deberá ser retenido por la persona que pague o acredite los intereses. No obstante lo anterior, estarán exentos del impuesto los intereses o demás beneficios que se paguen o acrediten sobre valores colocados a través de una Bolsa de Valores u otro mercado organizado. 
  • Las empresas de transporte internacional, considerarán como renta neta gravable de sus operaciones, los ingresos correspondientes a los fletes, pasajes, cargas y otros servicios cuyo origen o destino final sea la República de Panamá, independientemente  del lugar de constitución o domicilio, exceptuando los ingresos derivados de pasajes marítimos y otros servicios cuando sean obtenidos por empresas internacionales operadoras de barcos cruceros que tengan su base de puerto de cruceros o home port en la República de Panamá.
  • Las empresas de telecomunicaciones considerarán como renta de fuente panameña, la totalidad de los ingresos netos recibidos por la prestación del servicio de telecomunicaciones internacionales percibidos por las empresas de telecomunicaciones establecidas en el país.

 

Preguntas y Respuestas: Seminario "CÓMO DEFENDER SUS DERECHOS FRENTE A LOS AVALÚOS DE INMUEBLE DECRETADOS POR EL MEF"
Written by: Administrador RBC 10/10/2013 12:54 p.m.

 

Leer más>>

 Conozca como afectan las últimas modificaciones fiscales a su empresa

By Administrador RBC 17/10/2012 10:16 a.m.

¿Se puede pedir devolución de retenciones pagadas, pero que pudiera ser beneficiada de un tratado?...

Leer más>>

 

RIVERA, BOLÍVAR & CASTAÑEDAS

Calle Aquilino de la Guardia, Torre Banco General, Marbella, Piso 9

Tel: (507) 397-3000/ 209-5900 Fax: (507) 397-3009 - Apartado 0819-08632

rbcweb@rbc.com.pa

Panamá, República de Panamá.
Desarrollado por: Pensamiento Interactivo S.A.